Lo que facebook te da tiene un precio.

Gracias a la ponencia «Caso de éxito: TOG: Open Web, Social Networks y cintas de video» dentro de la CONFERENCIA RAILS 2008  se me han abierto un poco los ojos ante la aparente inocencia de tener tu perfil dentro de un red social como facebook.

Aparte de cosas obvias, y que yo considero desventajas, como puede ser que se añadan como amigos a gente que no puedes decir que no por las posibles represalias que puede haber, por ejemplo, a un empleado que le añada su jefe. Es cierto que en el momento que te etiquetan a más de una persona en una foto, aparte de tí, para mucha gente que ni conoces pasas de ser una persona anónima a tener nombres y apellidos y sobre todo saber con quien estas relacionado.

Estos riesgos son mínimos comparados con lo que me han enseñado hoy, cuando das de alta tu perfil en facebook, como es lógico, das tu conformidad a una serie de condiciones de uso. Entre esas condiciones de uso, en las que se ocupan de no tener responsabilidad ninguna sobre el contenido subido por los usuarios, sin embargo, tambíen se ocupan de dejar claro que a su vez, todo el contenido que subes, todo, a pesar de no tener responsabilidades sobre él, les pertenece. Y les pertenece sin ninguna limitación y pueden hacer uso de ese contenido para usarlo por ellos mismo, o venderlo a terceros y lo mejor de todo, sin necesidad de avisarnos y pagarnos por ello. Aquí dejo la perla:

Al publicar el Contenido de Usuario en cualquier parte del Sitio, otorgas automáticamente a la Compañía, y manifiestas y garantizas que tienes derecho a otorgar a la Compañía, una licencia irrevocable, perpetua, no exclusiva, transferible, plenamente desembolsada y mundial (con derecho de sublicencia) para usar, copiar, reproducir públicamente, mostrar públicamente, reformatear, traducir, obtener extractos (totales o parciales) y distribuir dicho Contenido de Usuario para cualquier fin, ya sea comercial, publicitario o de otro tipo, en relación con el Sitio o la promoción del mismo, para preparar trabajos derivados de dicho Contenido de Usuario o incorporarlo a otros trabajos, y para otorgar y autorizar sublicencias de lo anterior.

Esto significa, y que quede claro que no soy jurista, que pasado mañana puedes ver un video que has subido a facebook en un anuncio de televisión y no recibirás nada a cambio.

Lo mejor de todo es que en tu perfil puedes decir que quieres que tu contenido sea «privado» que sólo lo vean tus amigos, incluido tu jefe, pero eso no quita para que pasado mañana a facebook le de por hacer un video promocional y salga esa foto, o ese video que no querías que viese nadie.

Esto no es nada comparado con las nuevas herramientas que ya estan ahí de reconocimiento de contenido de imágenes con la que facebook podrá saber a través de tus fotos cosas que no has puesto en tu perfil, como por ejemplo si tienes perro, si eres una persona alegre o con tendencia a la depresión, esto último con sistemas de reconocimiento facial, y podrá dar esa información a compañias publicitarias o de seguros por ejemplo, que averiguarán si padeces alguna enfermedad, aunque no este declarada en ningún sitio a través de esas mismas herramientas. 

En fin ya tenemos algo más en que pensar y tú que te creías que tenías vida privada.

1 Comentario

  1. Pablo puedes estar tranquilo, yo te acepté como amigo en facebook y no fue para evitar represalias (claro que entonces eramos amigos…ahora ya no sé…..:S)

5 Trackbacks / Pingbacks

  1. » Alimentos para perros y publicidad de francotirador
  2. La era de la sobreinformación (sobre ti) » El Documentalista Enredado
  3. » El primero el caer… y todavía no estoy en pie…
  4. Facebook mete la pata por enésima vez con la privacidad de sus usuarios » El Documentalista Enredado
  5. Enlaces interesantes de la semana (12) | FernandoPlaza.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*