pablomoya.com

Si supiese de que va mi blog, sabría hacia donde dirigir mi vida.

De CMSs y otras cosas

Tienda ejemplo de Prestashop

Recuerdo un SIMO de allá por el año 2000 donde daban una conferencia sobre algún CMS open source en un espacio habiliado para charlas rápidas, yo pasaba por allí y me pare a escuchar 5 minutos en los que el conferenciante instruía sobre como explicar a tus clientes porqué les cobrabas por instalarle un software gratuito (open source pero para tu cliente será gratis). Por aquel entonces, y como siempre con mi “acertada” visión de futuro, yo pensé que eso estaba muy bien si no tenias ni idea de programar, pero que utilizarlo era una especie de deshonra para quien si que sabía.

Ahora desde la distancia es fácil darse cuenta de mi error, en aquel entonces os aseguro que muchos programadores pensaban igual que yo, es cierto que la evolución ha sido tal que creo no se valora en su justa medida y que nada tiene que ver las posibilidades de hace 10 años con las que aportan ahora estas soluciones.
Estoy convencido que estos CMS pueden ser la solución para el 90% de las pymes que necesitan tener presencia en internet ya sea con una simple web informativa, pasando por blogs, software de proyectos y tiendas online entre otros.

También es cierto que de produce una paradoja y es que cuanto más avanzados son estos sistemas más complejo puede llegar a ser su instalación y por lo tanto en ocasiones se vuelve necesaria una persona con conocimientos técnicos, al menos de nivel medio, por lo que se vuelve un poco hacia atrás.

Todo esto viene porque vengo utilizando WordPress como CMS para blog  de unos años para acá, en principio para uso personal y ahora también lo instalo para clientes, incluso lo utilizo como gestor de información y luego saco los dados de la base de datos en webs programadas, es decir no a través de una plantilla.

Cuando llegó la necesidad de realizar una tienda online, valoramos la posibilidad de programarla a medida desde 0, sacando cálculos del coste, no era competitivo y gracias a los consejos de un miembro del Reto, que me recomendó Magento, y de un twitero al que sigo, que me recomendó Prestashop, pude probar las dos opciones. Dada la envergadura del proyecto (no muy grande) y la facilidad de instalación me decidí por Prestashop. Aunque Magento no deja de ser una opción muy valida. Viendo las opciones que traen, las posibilidades que ofrecen y los modulos extras que se le pueden instalar vuelvo a insistir que estoy convencido que estos sistemas ofrecen una solución optima para el 90% de las pymes que necesiten tener una tienda online con unos costes muy contenidos.

Tagged as: , ,

9 Comments

  1. “enbergadura” es con v. Lo demás no le he entendido.

  2. “lo” he entendido. Esto me pasa por listo.

  3. Tu te lo dices, y me lo dices, todo. Gracias por el apunte.

  4. Yo tampoco lo he entendido pero me ha gustado. Como una película checoslovaca…

  5. Totalmente de acuerdo
    – con el post, no con Morito…

  6. Apoyo tu reflexión. Yo también me plantee las mismas preguntas que tu, hace un año, para montar la tienda de un amigo (Micro-pyme), y al final me decante por Prestashop, aunque probé OsCommerce unos meses pero me dio mas dolores de cabeza que alegrías. Enhorabuena por tu blog.

  7. no me entero pero debe ser interesante

  8. Es curioso, pero me pasa lo que a todos. Aunque una nueva sigla para el coleto. Lo leeré mejor, porque seguro que tiene alguna aplicación corporativa interna-externa.

  9. Entonces no hace falta que contrate a Grupo Vermon para un trabajo?

Leave a Response