Decorar tu casa por un profesional, ¿seguro?

Hace ya bastante tiempo leí una entrevista en un revista en la que le preguntaban a Philippe Stark sobre si decoraba casas para particulares, el respondía que no era una cosa que soliese hacer, a no ser que conociese profundamente a los inquilinos que iban a vivir allí, si era algun familiar, algún amigo intimo… pero que en cualquier caso era una solución que no recomendaba, ya que una casa, al ser algo tan altamente personal, debía estar decorada por las personas que la habitan. Yo me lo tomé, exagerando un poco o mucho, que era como si dejases en manos de un profesional la elección de tu pareja, puede ser muy buen psicologo, pero es algo que debes hacer tú mismo. Como siempre el Gran Stark polemizaba incluso sobre lo que es su propio trabajo. 

Philppe Stark

Hasta ese momento no me habia planteado la conveniencia de llamar a un profesional para decorar tu propia casa, aunque lo veía una opción lógica, e incluso recomendable si tenías la capacidad económica para ello, al fin y al cabo, un decorador, sabe sobre distribuciones, sobre muebles, sobre diferentes estilos y sobre todo de todos los todos, te ahorra mucho tiempo.

En mi caso no se me paso por la cabeza contratar a un profesional para realizar el engorroso trabajo de amueblar tu casa, así pasa, un año en ella y las lamparas son bombillas sobre casquillos de diferentes colores, las habitaciones, menos donde duermo, parecen trasteros y llevo buscando un aparador más de un año. Se que hay gente que no podría estar en esta situación mucho tiempo, pero yo le veo su atractivo, tu casa se va construyendo poco a poco, además tiene la ventaja de que si no tienes muchos muebles, te puedes permitir el lujo de mover los pocos elementos que componen el salón y cambiar su distribución hasta que das con la que te gusta, en mi caso han hecho falta 3 cambios para dar con la solución optima.

En ningún caso creo que tengas que dejarte, como algún caso que conozco, en un piso en el que la nevera la máxima función que cumple es servir de dispensador de agua. Sin llegar a esos extremos, estoy convencido de que al terminar de decorar o amueblar mi casa, a mi me gustará, estaré muy comodo en ella. Probablemente a mucha gente no le parecerá una elección de colores correcta o le parecerá horrible meter una colección de Spectrum en una vitrina de Ikea, pero es mía, y si algo nome convence, una vez puesto no termina de gustarme, no puedo echarle la culpa a nadie.

About author

2 Comments

  1. Fernando Plaza 2008-09-01 at 12:30 AM

    Con pasta lo ideal es contratar a alguien que te ideas y que te ayude a agilizar la toma de decisiones… y que luego él se ocupe de hacerlas realidad.

    El problema de decorar una casa es el enorme rango de decisiones que puedes tomar… ante tan amplico abanico uno tiende a la inmovilización, la paralisis…

    Y luego está el gusto, que hay gente que no tiene… pero ese no es tu problema (salvo por la ful de diseño de blog que tienes)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *